Nueva portada y nuevos aires

Por estos días mi querida sita Pame, de Romance y Letras, mi editorial regalona, me entregó la nueva portada para mi amada Cristina.


Cristina es un libro publicado en mayo de este año, sólo para formato digital, debido a los problemas que acarreó el Covid y el cierre de los comercios e imprentas. Hace poco lo estaba releyendo y me pareció una historia muy bonita y que merecía ser pulida y presentada nuevamente al público.


Cristina es una suerte de novela de "desahogo". Es decir, que cuando estoy escribiendo algo que me empieza a estresar, escribo algo que me hace feliz. Algo para retomar el placer de escribir. Entonces no pienso en si le tiene que gustar a alguien o no, porque es para mí, lo que lo hace ligero de llevar.


En esta nueva portada, Cristina se ve feliz de la vida, algo muy merecido tras todo el trabajo y los aprendizajes que tuvo al lado de la particular familia que se armó en su casa.


Cristina es una joven que perdió a sus papás a sus 22 años y quedó a cargo de su hermano menor, de 9, así como del negocio familiar: Una tienda de muebles recuperados. Han pasado dos años y el trabajo la tiene agotada, pues también las hace de dueña de casa, y está considerando cerrar para buscarse un trabajo en otra cosa. Mientras tanto, alquila un cuarto que hay en el fondo del patio.


Hasta ahí llega Lucas, un hombre que busca un lugar donde vivir y que le asegura a Cris, es gay. Lucas trabaja en el consultorio del barrio como administrativo, es muy calmo y siempre parece contento. Poco a poco se convierte en un importante apoyo para Cris y ella, sin querer, se empieza a enamorar, pero sabe que Lucas, por su orientación sexual, jamás la miraría. Por otro lado, aunque no fuera gay, Cristina tiene un problema más: Está gorda, y mucho. Por eso piensa que es muy difícil que incluso un hombre heterosexual pueda fijarse en ella.


Paralelo a esto empiezan a llegar otras personas, amigos que la irán acompañando en este viaje, pues, después de superada la época de "quiero trabajar en otra cosa", Cristina se reencanta con su trabajo y empieza a reactivarlo. Entran en su vida Daniel, un bailarín de la Universidad de Chile, Nora, una enorme mujer que parece hombre, Guillermo, su tío que debe superar un cáncer, la pequeña Antonella, y su hermano Tomás, que empieza a madurar antes de tiempo, así como la suegra de Daniel.


Para complicarle la existencia están Gisella y Juan Carlos, pero tranquis, estos no son psicópatas que la van a dejar amnésica ni nada por el estilo. Aunque si quieren saber qué hacen y por qué, pues tienen que leer la novela, que estará online a partir del 17 de Diciembre por Amazon.


Respecto a Lucas y Cris, sólo diré que hasta el momento, yo sólo he escrito novelas románticas.

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo