Esas ganas de cambiar cosas

Después de un par de meses de terminar el borrador, hoy he comenzado la corrección de Sintiendo Demasiado.


Con mis obras anteriores me tomaba dos semanas entre el borrador y el inicio de la corrección, con la ansiedad recalcitrante de terminar pronto y enviar a imprenta, pero en esta ocasión estuve en cama y no pude acercarme al computador.


A veces, lo que parece una maldición puede ser en verdad algo positivo. Tuve que concentrarme en recuperarme antes que de seguir el trabajo y eso bajó mis nervios. Cuando por fin estuve en condiciones, decidí darle más tiempo a Sintiendo y tomar una novela ya publicada, para revisar. Esa fue Cristina.


Fue fácil notar los errores en ella, no solo en la forma de narrar las situaciones, sino también en ciertos argumentos débiles. Me sentí muy satisfecha tras resolverlo y con la convicción de que me conviene esperar un tiempo para corregir de manera más efectiva.


Debo admitir que me gusta la forma en que se han desarrollado mis obras anteriores, en la sucesión de hechos y todo lo demás, pero mejorar no está de más.


Hoy, cuando tomé Sintiendo Demasiado y corregí un par de comas por ahí, recordé las situaciones que pasan allí y me pregunté si hay algo que sería conveniente quitar o potenciar. Ahora mismo pienso que sería bueno poner atención en uno de los personajes principales. Al principio se plantea algo respecto a su pasado, pero a lo largo del desarrollo de la historia, quedaría mejor otra cosa. Se trata de cambiar un párrafo que podría ser relevante y, de ahí en adelante, unas cuantas líneas cada tantos capítulos.


Es como el efecto mariposa, pero en una novela.


Hace poco empecé una obra de época (Cárcel de Papel sería un nombre tentativo), y estoy barajando la posibilidad de hacer una corrección final a Sintiendo Demasiado tras terminarla. Escribir otra novela y después de esa, corregir Cárcel de Papel.


¿Muy enredado? Naa.. yo me entiendo. Me demoraría más en sacar un libro, pero tampoco tengo que demostrar que soy la más rápida. Se trata de disfrutar el proceso y llenar mi alma con eso. La verdad es que hace tiempo había perdido eso.


Que tengan felices fiestas de fin año.


Caro.




12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo