Cristina

Cristina es una novela que lancé en mayo de este año. Es una historia sencilla, pero interesante, sobre una familia que se arma en base a restos de otras familias.


También podríamos decir que es la historia de una chica gordita que acepta a todos los demás, menos a sí misma, hablándonos de la presión que siente una mujer por ser perfecta a raíz de lo que ve en los medios o lo que le es inculcado. Que aprende que, al igual que a los hombres, a una mujer no se le permite llorar ni quejarse.


O la historia de un par de hermanos que han seguido desde niños una religión, pero que, al mostrar cómo son o lo que piensan realmente, son alejados de su comunidad y sus seres queridos, sin derecho a regresar.


Otra forma de abordarla es como la historia de una mujer que parece hombre y lidera una mueblería. Ella parece fuerte, y lo es, en cierto modo, pero es una alcohólica, su alma está quebrada por hechos de su pasado.


Conocemos a un hombre que, aunque ya está muerto cuando parte la historia, vive a través de lo que aprendió su hija mayor y los recuerdos de su hermano y amiga, hablándonos de quién era.


Se muestra una enfermedad catastrófica que debe ser costeada por el enfermo. En este caso, el enfermo tuvo suerte, porque podía vender algo.


Pero lo más importante de todo es que es la historia de amor de Cristina y Lucas.


Yo pienso que hay bastantes historias, no por nada, esta fue mi novela de descanso de otra que escribía, por lo que dejé fluir los dedos en el teclado. Cuando lo


hacía, pensaba en el lugar donde crecí; La Florida, Santiago. Había un barrio que tenía en mente al principio, que era cercano a Trinidad con Santa Raquel.


En la novela no hay mucha interacción con los vecinos, básicamente porque la protagonista no tenía tiempo de hacer amigos, así se ve que, su única contención son las personas que atienden la panadería o el almacén. Aquellas a las que ve forzosamente cuando sale a comprar.


Cristina también tiene una base muy definida, sobre una persona a la que conozco y amo. Por eso, Cris, tiene un alto sentido del deber y la responsabilidad, y cumple diversas tareas dando su mejor esfuerzo en cada una. Ella nunca pide ayuda y se limita a trabajar en vez de lamentar su suerte. Cuando Lucas la conoce, quiere convertirse en su apoyo, pero Cristina no lo deja de buenas a primeras, por lo que ella deberá aprender a confiar en que quien dice quererla lo está haciendo en serio.


Que tengan una excelente semana.




6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo